+593 4 6038700

17

Nov, 2014

Café brasileño se acopla en El Morro y busca suplir demanda

Guayaquil, 17 de Noviembre de 2014

San Juan, un recinto de El Morro asentado a 25 minutos de Playas, ha comenzado a aparecer en el mapa cafetalero del país. Y apuesta a una variedad de café que tiene raíces brasileñas: el robusta conilón, importado del estado Espíritu Santo, el principal productor de robusta de Brasil.

Una empresa con inversionistas suizos sembró 100 hectáreas de esa variedad en terrenos que alguna vez albergaron ganado y que estaban baldíos. Allí, el fruto rojizo de las primeras plantas de café sembradas hace un año y 10 meses se ha comenzado a recoger con prominentes resultados, que apuntan a superar los promedios de producción del robusta tradicional.

Leopoldino Figueiredo, un brasileño espigado que había visitado por cuatro ocasiones el país para dar asesorías, dirige la parte técnica de la hacienda Café Robusta del Ecuador. Cuenta que la variedad, con seis décadas en el mercado brasileño, se ha adaptado bien a las condiciones agroclimáticas de San Juan y se espera que pueda tener rendimientos que superen los 100 quintales por hectárea a lo largo de diez cosechas.

El robusta tradicional de Ecuador alcanza rangos que van de 5 a 40 quintales por hectárea, según la zona.

Su potencial genético para altas producciones durante varios años es una de las ventajas que supone sembrar esta variedad. “El café robusta tradicional puede ser muy productivo en las dos primeras cosechas, pero el conilón es productivo a lo largo de los años”, dice Figueiredo, quien planea la primera gran cosecha en el primer cuatrimestre del próximo año.

La planta del conilón alcanza un tamaño bajo (hasta 2,5 metros), que permite una mejor recolección del café. El robusta tradicional llega hasta cinco o seis metros. Además tiende a ser más resistente a enfermedades. Durante este periodo, el conilón plantado en San Juan no ha tenido problemas con el hongo roya.

Con un déficit de robusta en el país, Figueiredo cree que esta podría ser una alternativa para suplir la demanda de la industria local, que ahora se cubre con importaciones. Los cafetaleros producen cerca de 250 mil sacos de 60 kilos y la industria tiene una demanda mayor.

Actualmente, Ecuador importa de Asia 59 mil toneladas métricas, que equivalen a 1,3 millones de quintales del grano, que representan $ 126 millones al año, según el Ministerio de Agricultura (Magap).

Para sustituir importaciones, el Magap apunta a reactivar plantaciones. Solo en Orellana y Sucumbíos, históricamente productoras de robusta, se estima que se necesitan reactivar 24 mil hectáreas.

Según Figueiredo, el Magap ya ha solicitado material del conilón para sembrarlo en otras zonas de Santa Elena. Mientras, la plantación que dirige proyecta seguir expandiendo esta variedad en San Juan.

Costos
Renta

Plantas
El costo de cada planta de café robusta conilón oscila en 0,80 dólares. Para sembrar una hectárea se requieren 3.000 plantas.

Hectárea
El costo para sembrar esta variedad puede estar entre 7.000 y 8.000 dólares más la inversión en riego, que oscilaría entre 2.500 y 4.000 por hectárea.

Fuente: El Universo